Desórdenes Internos

Desordenes Internos

La articulación temporomandibular, es la que permite la movilidad mandibular para la función del habla y masticación en su estructura interna es conformada por dos huesos principales cóndilo mandibular y cavidad glenoidea entre ambos hay un disco articular (similar a los meniscos de la rodilla) y una serie de estructuras; capsulares, ligamentarias y de inserción muscular que permiten la movilidad articular. Dentro de la cápsula se adosa una membrana a su pared interna llamada sinovial que produce el liquido sinovial que lubrica, nutre y da la viscoelasticidad necesaria para disminuir el roce interno en su funcionamiento.